Buscar en el Blog

¿Por qué se despega o cae un perno y una Corona Dental?

Uno de los fracasos habituales de una corona (funda) dental y del perno, si es que lo poseía, es caída de dicha restauración del remanente del diente sobre el cual fue construida y cementada (pegada). 

El desprendimiento de la prótesis fija (perno y corona) puede producirse solamente en la corona (funda) o también juntamente con el perno, este es el caso más recurrente.

Las razones de caída de la restauración puede ser por varios motivos, que vamos a tratar de explicar sencillamente:
  • La preparación sobre el diente, donde se va a cementar (pegar) la corona, no se encuentra realizada con la planimetría adecuada por parte del Odontólogo. Esto quiere decir que la forma donde se asiente la corona es muy "expulsiva", ejemplo: Tratar de agarrar una objeto con forma de pirámide desde su punta con las puntas de los dedos, los dedos se resbalan o patinan sobre la superficia. Aunque se utilice el mejor pegamento del mundo para pegar la corona (funda) dental si la planimetría no es la adecuada, posiblemente se despegue o salga con el correr del tiempo.  Algo similar sucede con la forma y longitud del perno muñon.  Si no es la adecuada se desprenderá.
  • El cemento (pegamento) utilizado no es el adecuado o su calidad dudosa. Existen varios tipos de cementos para pegar la corona para diferentes propósitos y circunstancias. 
  • La técnica de cementado utilizada por el dentista no es la adecuada o no fue realizada correctamente. 
  • La adaptación (ajuste) de la corona dental sobre el diente no es la adecuada. Para que una corona no tenga residiva o filtración por caries o dure mucho más tiempo, este punto es fundamental. Depende tanto de la calidad profesional del Odontólogo como del Técnico Dental (es el que fabrica la corona dental).
  • El material con que esta construida la corona (si es de acrílico o provisoría, tendrá más chances de desprenderse). Leer Corona dental provisoria ¿Qué es? ¿Para qué sirve?. Las coronas o fundas dentales metálicas, ceramo metálicas o de porcelana pura son las mejores.
  • El cuidado diario que le de el paciente y sus hábitos alimenticios o diarios. Si muerde un bolígrafo o se come las uñas de las manos o una pipa o consume caramelos o dulce duros y pegajoso, hay más posibilidades que se despegue la corona dental.
  • Bruxismo (apretamiento o rechinamiento de los dientes, habitualmente es nocturno).
  • Golpes o traumatismo en los dientes o maxilares.
  • Inadecuado diagnóstico. Este tipo de restauración (perno y corona) no era el adecuado para la rehabilitación oral de ese paciente o el diente sobre el que esta pegado, no se encuentra en condiciones de soportar dicha restauración. 
Si la corona o perno y corona dental se despega al poco tiempo que fue realizada, no es buena señal, salvo casos especiales. En esto casos si las condiciones para volver a pegarla son las adecuadas, se realiza de nuevo el cementado y se trata de eliminar o minimizar las posibles causas del desprendimiento (siempre y cuando sea posible). Si al poco tiempo de cementarla por segunda vez, se despega nuevamente, habrá que evaluar los casos nombrados anteriormente y realizar nuevamente el perno y la corona o la corona dental solamente u otro tipo de tratamiento más conveniente.

En cambio, si la corona se despega mucho tiempo después de su realización habrá que evaluar si es solamente por un envejecimiento del pegamento (cemento), en este caso se vuelve a cementar solamente o si fue por filtración de caries entre la unión del diente con la corona, en este caso se debe eliminar la caries dental y realizar una corona (funda) dental o perno nuevo.

Un consejo importante, es que si se despega una corona o perno y corona NO lo peguen con algún cemento que no sea odontológico, es decir que se vende en forma libre en cualquier comercio, ya que muchas veces, este pegamento estropea o daña la corona o estructura dental imposibilitando luego el pegado correcto por parte del odontólogo de dicha corona o perno dental. 

Dr. Mariano N. Castor
Odontólogo
M. N. 25726

Clínica Moguillansky
Mengelle 631 - Cipolletti - Río Negro - Argentina
(299) 478-3980 / 478-5007

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Recuerda siempre consultar con tu odontólogo!